Después de Norma: una película sobre una familia que podría ser la suya

El próximo 5 de marzo se estrena en salas de cine del país, ‘Después de Norma’, un largometraje documental, ópera prima del director Jorge Andrés Botero, que abre la conversación sobre lo que implica hacerse adulto y enfrentar las ausencias, al tiempo que toca temas sensibles sobre las relaciones familiares.  

Un bello y honesto retrato familiar, con sus defectos y virtudes, es lo que logró el director bogotano Jorge Andrés Botero, en Después de Norma, una película que aunque tiene como protagonista a su familia, bien podría ser la de cualquier persona. Es un relato acogedor e íntimo sobre Norma Botero de Botero, la madre del director y cuya vida –y muerte– es el hilo conductor de esta historia que dialoga sobre la manera en qué enfrentamos la ausencia de los seres queridos, lo difícil que puede resultar dejar el hogar paterno, el convertirse en padre de nuestros padres y tomar decisiones frente a su cuidado e incluso el perdón y la reconciliación en las relaciones familiares.

Después de Norma es una emocionante narración en primera persona, con la que es muy fácil identificarse en el rol de padre, hijo o hermano, por la honestidad con la que Jorge Andrés y su familia abren las puertas del “hogar”, palabra que tiene un gran significado en esta producción que estará en cines de Colombia el próximo 5 de marzo. 

Hay que decir que desde los primeros minutos de la película es muy fácil quedar atrapado en la sonrisa y la mirada pícara de Norma, más allá de su belleza y carisma es porque en cada familia colombiana hay por lo menos una Norma, ya sea la abuela, la madre o la tía, que dejaron huella con su amor y enseñanzas… enseñanzas que aunque preciadas nunca serán suficientes para enfrentar la adultez.

Aunque es un homenaje a la madre, otro de los grandes protagonistas de esta historia es el padre de Jorge Andrés, un hombre que en su madurez avanzada pierde al gran amor de su vida pero rescata la relación con su único hijo varón, con quien hasta el momento no había sabido comunicarse, sin duda una historia aún más cotidiana.

Después de Norma, hizo parte de la selección oficial del Festival Internacional de Cine de Cartagena – FICCI, del Festival de Cine de Cali y de la Muestra Internacional documental MIDBO y ahora alista su llegada a las salas comerciales, desde donde espera servir de excusa para que en muchos hogares se desempolven los viejos álbumes de fotografía, para que se rompan las barreras generacionales y recuerden juntos a los que ya partieron.

Gracias por visitarnos, eres #:456